Puente José Entrecanales

El puente “D. José Entrecanales” sobre el río Torola, ubicado en el norte del Departamento de Morazán, El Salvador, es la materialización del Premio de Cooperación al Desarrollo otorgado por la Fundación José Entrecanales Ibarra a la propuesta presentada por una asociación de desarrollo local. Se trata de un puente vehicular de un solo carril, emplazado en una zona de difícil acceso, de tipo arco con tirante (bow-string) continuo de tres vanos, contando el central con 35 m de luz. El presente artículo describe la génesis del proyecto, así como las consideraciones principales del diseño y del proceso constructivo, que tuvo que resolver los problemas derivados del hecho de solo contar con acceso por una margen del río y de tener que construirse durante la estación de lluvias.

Introducción
El 16 de enero de 2008, en un solemne acto celebrado en el Teatro Real de Madrid presidido por S.M.D. Juan Carlos I, fueron entregados los Premios José Entrecanales Ibarra en su primera convocatoria, otorgados por la Fundación del mismo nombre. El profesor e ingeniero alemán Jörg Schlaich fue el ganador del primero de ellos, denominado Premio de Ingeniería Civil, que reconoce su trayectoria profesional y docente, mientras que el segundo, Premio de Cooperación al Desarrollo, fue para la propuesta presentada por la Asociación Campesinos para el Desarrollo Humano (CDH) de El Salvador, para la construcción de un puente vehicular sobre el Río Torola. Dicho premio consiste en el financiamiento de la obra incluida en la propuesta ganadora, cuyo diseño y ejecución fue encargado por la Fundación a la empresa CIVING, S.A. de C.V., que colaboró con la asociación CDH en la elaboración de dicha propuesta. El sábado 1 de diciembre de 2007 fue inaugurada la obra, que abre una nueva vía de comunicación entre ambos márgenes, superando la principal barrera física del histórico aislamiento de esta remota zona rural del norte del Departamento de Morazán. El proyecto beneficia directamente a cerca de 2.500 pobladores distribuidos en los cantones de La Estancia, Guachipilín y Agua Blanca, en el municipio de Cacaopera.

Antecedentes del proyecto
La asociación CDH fue conformada por las ADESCO (Asociaciones de Desarrollo Comunitario) de la zona norte del municipio de Cacaopera con el fin de canalizar proyectos de desarrollo, habiendo conseguido hasta la fecha ayuda en las áreas de salud y educación, así como de apoyo en infraestructuras.
La primera actuación importante fue precisamente un puente vehicular de 40 m sobre el río Chiquito, que posibilitó el acceso al cantón Estancia desde la cabecera municipal, y que posteriormente se aprovechó para unir los municipios de Cacaopera y Corinto por medio de una vía pavimentada, estando previsto en el futuro que forme parte de la carretera Longitudinal del Norte, que vertebrará la franja septentrional del país. Dicho puente fue realizado en 1995 por la ONG francesa Medicines du Monde, y supuso la primera colaboración entre los hoy representantes de CDH y Guillermo Candela, autor de ambos proyectos.

Justificación del diseño
El diseño del puente obedece a una serie de condicionantes que hace difícil un planteamiento típico de vigas, tanto metálicas como de hormigón.

El principal es el acceso:
si bien hay carretera pavimentada hasta pasado Cacaopera, en los últimos 15 km tiene trazado de carretera de montaña, atraviesa poblaciones con quiebros a 90º y además es
preciso recorrer una pista de tierra en pésimas condiciones, empinadas pendientes y sin apenas mantenimiento a lo largo de poco más de 3 km para poder llegar al proyecto; todo ello limita el transporte de grandes piezas prefabricadas, así como el acceso de vehículos especiales, como son las grúas de gran capacidad. Por otro lado, tras el análisis del río, el prediseño arrojaba que para salvar el mismo se precisaba una luz libre de al menos 30 m, que al final se fijó en 35 m, quedando dos tramos adicionales a ambos lados. El puente quedaría levemente esviado (15°) para no forzar mucho el trazado, ya que las calles de acceso por ambos lados son sensiblemente paralelas al cauce.
En la ubicación elegida, el río se estrecha y profundiza, siendo muy difícil establecer apoyos intermedios provisionales para apoyar la construcción de forma segura. Es por ello que, en base a la experiencia de la constructora y los medios técnicos disponibles, se planteó un diseño que ampliaba y corregía  otro usado previamente para realizar un puente en el extremo opuesto del país, en Tacuba, Ahuachapán: un arco de hormigón con tirante inferior (bow-string). El puente de Tacuba es una estructura vehicular de 30m de luz y un solo vano, mientras que en este caso se precisaba resolver un puente con tres
vanos de 11 + 35 + 11 m, que para optimizarse desde un punto de vista estructural se planteó continuo.
La estructura diseñada ofrece para cada sección una rigidez proporcional a los esfuerzos en la misma, contando por tanto con mayor inercia para mayores momentos; de hecho su silueta reproduce la forma de la ley de momentos flectores para dichas luces considerándola como una viga continua biapoyada.
Si bien esta forma complica la ejecución, consigue una gran economía de materiales, cuyo coste es especialmente elevado debido a la lejanía y dificultad de acceso. El resultado es una disposición atípica (bow-string continuo) pero de excelente resultado tanto estructural como estético, acorde con la belleza natural de la zona, que más que alterarse, se enmarca y realza.

Un gran reto constructivo
Si bien el puente se diseñó de forma que la cantidad de materiales necesarios fuese la menor posible (y por ello resultase económicamente viable), la construcción del mismo, prevista originalmente en la época seca, se tuvo que llevar a cabo en su mayor parte en la estación lluviosa: el inicio de las obras fue a mediados de abril de 2007, quedando el puente terminado a finales de octubre, tras seis meses de obra.

Sueño cumplido
En la presentación del premio de Cooperación al Desarrollo, Javier Manterola expuso sus impresiones de la obra: “en este puente todo es asombroso: su ubicación, su diseño, su construcción y su utilidad”, “es conceptualmente complejo, formalmente muy simple y visualmente muy hermoso”, “una formidable ejecución”, y resume “esta relación total entre el pensar el puente y construirlo tiene algo de mágico, me maravilla, me emociona y me descubre la realidad más sustancial de nuestro oficio”.

El premio, que es el propio puente, ya estaba terminado en El Salvador, por lo que los representantes de la asociación salvadoreña recibieron de manos del Rey de España una escultura que lo representa, y que en definitiva simboliza que sin sueños no puede haber realidades.
Hoy en día los usuarios del puente no dejan de maravillarse por esta obra soñada, que fue conocido durante su construcción como “puente del diablo” (sólo con un pacto con el siniestro cobrado en sangre -pensaban- se podía vencer a la naturaleza del Torola), y que se concluyó sin ningún accidente laboral que reseñar (el río les ha perdonado, decían al final).

Ya llegan visitantes atraídos por la creciente fama de esta singular construcción sin precedentes en la región (además del ya mencionado puente de Tacuba), que una vez en el lugar se quedan prendados de la belleza innegable de este río, en verano de aguas mansas y transparentes, y su entorno de altos cerros y gente amable y callada pero orgullosa de lucir su puente.

• Galardonado con el Premio “José Entrecanales Ibarra”
de Cooperación al Desarrollo, a la propuesta presentada
por la asociación “Campesinos para el Desarrollo
Humano” (CDH).
• Ubicado sobre el río Torola, municipio de Cacaopera,
departamento de Morazán, El Salvador.
• Proyectado y construido por CIVING, S.A. DE C.V. en
los 6 meses de estación lluviosa de 2007

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s