El Ingeniero y los Puentes

meeting-2284501_1920

Introduccion.

Los puentes, por su costo, no se hacen en todas las vías, por lo que los obstáculos solo se pasan en unos pocos puntos estratégicos.

Es por ello que cuando se inhabilitan temporalmente, causan un importante trastorno.

Históricamente, los puentes han tenido un valor estratégico de primer orden, mayor cuanto más importante sea el obstáculo a salvar: grandes ríos, lagos, bahías, etc.

Es por ello que en los conflictos armados, los puentes son objetivos prioritarios.

Todos los ejércitos cuentan con secciones especializadas tanto en la destrucción de puentes como en la rápida construcción de pasos provisionales.

Los eventos naturales son los mayores causantes de daños en puentes, fundamentalmente por efecto de las corrientes de agua conjuntamente con los arrastres (piedras, lodo) y los flotantes (vegetación, objetos flotantes, etc.).

Los daños en puentes causan graves daños a la vida social y económica de las zonas afectadas. El costo del daño económico es de difícil evaluación pero cuanto más importante es la vía más elevado es el costo provocado por la carencia de la vía, siendo muchas veces mayor que el propio costo de reposición.

El Ingeniero y los Puentes

El papel de los ingenieros en los puentes es fundamental; su participación es imprescindible en las cuatro fases de todo proyecto: planificación, diseño, construcción y supervisión / mantenimiento.

A nivel de Planificación, las administraciones públicas se han se apoyar en equipos multidisciplinarios (incluyendo a especialistas en estructuras) para poder establecer los corredores prioritarios y los puntos de paso de obstáculos naturales o artificiales. Se ha de definir en este nivel la importancia estratégica de cada estructura, que en definitiva influirá en los parámetros de seguridad que ha de cumplir el puente: Moderada (baja probabilidad de víctimas o daños económicos importantes), Normal (posibilidad de víctimas, daños a servicios primarios pero no imprescindible o con alternativas, daños relevantes aunque no catastróficos) y Especial (interrupción de servicio imprescindible o corten acceso a instalaciones estratégicas).

Al ser los puentes muy importantes desde el punto de vista estratégico, es imprescindible que cada Administración cuente con lineamientos claros y homogéneos para definir los parámetros de diseño: normativas, regulaciones, etc.   En la elaboración de los mismos es necesario contar con especialistas en la materia, aunque también interviene un factor ejecutivo, donde se incorporan las necesidades o estrategias públicas y sectoriales impulsadas por la Administración.

En el apartado de Diseño, en función de la clasificación del puente, el ingeniero especialista ha de obtener la información necesaria para poder plantear una estructura con las condiciones de seguridad adecuada.   La duración prevista en la estructura marcará la pauta para, estadísticamente, establecer los parámetros de diseño (caudal, intensidad sísmica, gálibo libre, posibilidad de ampliación, etc.) que servirán para el planteamiento estructural.    La seguridad no solo afecta a los cálculos, sino también al diseño de detalle de la estructura (geometría, amarres, etc.) y a la previsión de soportar determinados eventos (por ejemplo, el ser sobrepasado por el agua).   Un buen puente solo se puede conseguir con un buen diseño; aunque no es condición suficiente, sí es imprescindible.

En el capítulo de la Ejecución, el ingeniero ha de definir los procedimientos constructivos adecuados que puedan dar seguridad durante la construcción de la obra, considerando la eventualidad de crecidas, etc.   El control de calidad y la ingeniería de detalle son muy importantes para evitar la aparición en el futuro de vicios ocultos.

Por último, la supervisión y mantenimiento de las estructuras por medio de personal calificado es lo que permite predecir la aparición de problemas y el planteamiento de resoluciones a los mismos antes de que se dé un daño que no solo resulta más caro de reparar sino que además puede causar limitaciones o incluso el cierre temporal de la vía.

No se ha de perder de vista que el papel del ingeniero es el de dar soluciones optimizadas a problemas técnicos: la ingeniería es una inversión, no un costo.   Cuanto mejor es la ingeniería, mayor relación calidad – precio se consigue en la obra.   Es responsabilidad de los ingenieros hacer valer este criterio, que en definitiva permite aumentar el prestigio de la profesión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s